La Fundación Toro de Lidia reprende al ministro de Cultura por sus declaraciones sobre la tauromaquia | Cultura

“Usted es el ministro de Cultura del Gobierno de España, no un activista antitaurino”, le ha escrito Victorino Martín, presidente de la Fundación Toros de Lidia (FTL), a Ernest Urtasun, a raíz de unas recientes declaraciones de este en el Senado en contestación a una pregunta del senador popular Juan Manuel Ávila. El ministro afirmó el pasado martes que “hay una mayoría de españoles con cada vez más sensibilidad con los derechos de los animales y que no comparten el maltrato animal”. Urtasun añadió que “la realidad es que el PP no tiene ninguna propuesta para la cultura de este país, ni tan siquiera para la tauromaquia”. Y prueba de ello, terminó, es que el Partido Popular no menciona una sola vez la palabra tauromaquia en el último programa electoral.

A pesar de ello, Victorino Martín le responde por alusiones en una extensa carta en la que increpa severamente al ministro por sus palabras contra la fiesta de los toros. En primer lugar, afirma que “la tauromaquia no es cultura porque lo diga la ley, sino que la ley establece la obligación de protección de la tauromaquia precisamente porque es cultura”. Y Martín aclara que “la Constitución en ningún momento dice que las leyes declaren lo que es cultura, sino que obliga a las administraciones a proteger lo que es cultura. Y eso es lo que sucede con la tauromaquia”.

“La historia ha demostrado”, prosigue la carta, “que ampararse en mayorías para prohibir derechos como la libertad de expresión, la libertad de prensa, la libertad religiosa o la libertad de creación artística (que está en la base de la tauromaquia) es algo propio solo de regímenes totalitarios”. Victorino Martín contesta más adelante a la expresión ‘tortura animal’, no utilizada por el ministro, que habló de ‘maltrato’. “Usted no puede sugerir que millones de personas en el mundo están a favor de la supuesta ‘tortura animal’, escribe, “gente de todo tipo y condición, empezando por personas como Jorge Semprún, por quien ha declarado pública admiración, y le ruego tenga una mayor consideración por todos los españoles”.

El presidente de la FTL hace una referencia a los zapatos del ministro tras afearle lo que considera un “insulto inaceptable” al hablar de maltrato. “Podría asegurar”, señala, “que en el momento que está leyendo esta carta lleva usted puestos unos zapatos de ‘tortura animal’, como los magníficos zapatos que llevó el día que acudió a su primer Consejo de Ministros. Según su lógica, una mayoría de españoles no está de acuerdo con sus zapatos. Para fabricar unos zapatos de cuero como los que lleva se ha tenido que sacrificar una ternera de meses, que seguramente haya vivido ese tiempo casi siempre estabulada. Todo para que usted pueda presumir de ellos”.

Añade a continuación que la tauromaquia no traspasa los límites exigidos por la UNESCO -los derechos humanos y las libertades fundamentales- para la protección y promoción de las expresiones culturales, y que “promover el fin de la tauromaquia es una manera de colaborar con la censura cultural”.

“Señor ministro, su obligación es defender, proteger y fomentar todas las manifestaciones culturales”, termina la carta. “Le gusten o no, sin censuras, con libertad”.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.

Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal

RECÍBELO