El papa Francisco recibe a víctimas israelíes y palestinas y se pronuncia sobre el conflicto: “No es una guerra, es terrorismo” | Internacional

El papa Francisco lleva semanas lanzando mensajes hacia ambos lados del conflicto entre Israel y Palestina para tratar de rebajar el tono y la beligerancia. La mañana del miércoles, sin embargo, decidió ir un paso más allá y recibir en el Vaticano a dos delegaciones de las partes enfrentadas: familiares de los israelíes secuestrados por Hamás y parientes de palestinos encarcelados por Israel bajo el Gobierno del presidente, Benjamín Netanyahu. Después de la reunión, en la audiencia pública que se celebra los miércoles, Francisco sorprendió con una afirmación rotunda sobre su visión del conflicto y afirmó que lo que está sucediendo entre Israel y Hamás “no es una guerra, es terrorismo”.

Las declaraciones de Francisco son llamativas porque suponen englobar bajo la categoría de terrorismo tanto los ataques de Hamás como la acción del ejército israelí en Gaza. Una visión que, al menos públicamente, la mayor parte de la comunidad internacional está evitando explicitar. Sobre todo, los que tratan de aportar algún tipo de ayuda en el proceso de mediación. El Pontífice se refirió al conflicto al final de su audiencia en un discurso improvisado. “No olvidemos perseverar en la oración por los que sufren a causa de las guerras en tantas partes del mundo, especialmente por el querido pueblo de Ucrania y de Israel y Palestina”. Tras el llamamiento, el Papa explicó que había recibido a esas dos delegaciones. “Sufren mucho y he escuchado cómo sufren unos y otros. Las guerras hacen esto, pero aquí hemos ido más allá de las guerras. Esto no es una guerra, es terrorismo”, señaló al término del encuentro.

El Vaticano había trabajado estos últimos días para facilitar la reunión de hoy del Papa con los israelíes y palestinos. Y la visita, aunque se cerró antes, se produce después de que el Gobierno de Israel aceptara el acuerdo con Hamás para la liberación de 50 secuestrados en la franja de Gaza, a cambio de la liberación de presos palestinos y una tregua de cuatro días. El Papa, de nuevo, pidió “avanzar hacia la paz”. ”Rezad mucho por la paz. Que el Señor nos ayude a resolver los problemas y a no seguir con las pasiones que al final matan a todos. Recemos por el pueblo palestino. Recemos por el pueblo de Israel para que llegue la paz”.

El Vaticano ha intentado mediar también en el conflicto entre Rusia y Ucrania, pero hasta ahora no ha conseguido más que algún momento de incomodidad por parte del Gobierno ucranio, que le reprocha su supuesta equidistancia sobre la invasión rusa. El pasado agosto, además, enfureció al gobierno de Kiev cuando elogió el pasado imperialista de Rusia.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_